sábado, 27 de octubre de 2012

La hora de la hora

Llegó el día. Hoy nos cambian la hora.
Desde hace unos años, cuando llega este momento me pregunto....para que????? a que se debe esta estupidez???....ah es que no te enteras nena, por economía claroooo!!! para AHORRAR. Y para ahorrar quien? porque creo que a mi no me sale a cuenta. Pues eso, no se sabe.

A saber, en el cambio de horario de verano, parece ser que el ahorro si que se podría dar ya que anochece bastante más tarde, con lo que no encendemos las luces ni los hogares, ni el alumbrado público. Eso está bien.
Pero llega octubre, y volvemos a cambiar y entonces se produce el echo que a mi me tiene desconcertada.....empieza a anochecer a las 6 de la tarde!!!!! y si anochece primero, y tenemos que dar las luces primero.....donde está el ahorro????? por qué no nos quedamos con el horario de verano para siempre, y así ni nos tocan la moral con el cambio de todos los relojes habidos y por haber, más el biológico que nos toca los cojones durante una semana por lo menos? 
Porque esto si que hay que mirarlo....quien nos cambia el reloj del coche???? y el de pulsera de mi marido que no hay quien le entienda???? cojona que cada vez que hay que cambiar la hora tenemos que llevarle al relojero!! 

Y luego lo típico, dos relojes en casa con distinta hora...miras a uno, miras a otro, y les preguntas....se puede saber quien de los dos está llegando tarde a su trabajo??

Estoy indignada...si...estoy indignada. Porque he leído algo que me ha rebotao...y os lo cuento:
Parece ser que este invento del cambio de hora, llegó de la mano de un constructor inglés llamado William Willett, que aquí el buen señor salía antes de desayunar a dar paseos a caballo (que bucólico el jodio) y se sorprendió de que la gente no aprovechase para pasear, lo que el consideraba la mejor parte del día. Hijo mío....estarían trabajando!!!!!!! Y como al buen señor, aficionado al golf, se le hacía de noche cuando estaba pegándole palos a las pelotillas blancas....decidió que eso no podía ser, que él tenía que disfrutar de sus paseos y sus bolas....y nos tocó las propias a todos.

Y yo digo....tiene güitos que nuestras vidas estén siempre en manos de los pijolanis que se creen con todo su derecho a cambiar lo que les venga en gana, cuando les venga en gana y como les venga en gana. Pero lo que hay que cambiar de verdad....no les da la gana.
Y mientras tanto hoy nosotros, contentos pasados porque.....dormiremos una hora más.

4 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo, yo nunca he entendido esto del cambio de hora, que lo único que consigue es desetabilizarme.
    Un beso,
    Mlu

    ResponderEliminar
  2. Yo trato de minimizar el golpe, cambiando la hora antes de irme a la cama...cuando me levanto, trato de olvidar el cambio (excepto por el reloj del cocheeee arrrrrggg)
    Besitos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué perezón tan pronto de noche....
    Besos
    http://todoeldiadecompras.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. si....es lo que tiene... :(
    uis...me apareces con otro nombre!

    ResponderEliminar