jueves, 25 de abril de 2013

La cama de mayor

Hace semana y media, mi casa ha sido testigo de un acontecimiento ultra importante para nosotros.  
                      Nenúfar...se ha independizado (aplausos y vítores)

 
Sé que para muchos el tema de facturar al bebé a su habitación propia, no es un tema que les preocupe. Para menda lerenda, ha sido todo un trauma que me ha llevado más de un año digerir. Y no por nada, sino porque una es ñoña, sensiblera y un tanto pusilánime.

Cuando Nenúfar nació, como un noventa por ciento de la población —algunos desde el mismísimo día que los cachorros entran en casa los emancipan y se quedan tan pereles— tenía preparado un rosadísimo moisés, al lado de su santa madre. Siempre dije que a los pocos meses le daba la extradición a su habitación principesca -ahhhhh ilusa!!! eso se dice antes, después las cosas cambian y tu ya lo sabes muy bien mamá Nenúfar, que nunca haces lo que dices cuando los sentimientos andan por en medio!!!!-.

Pues bien, a pesar de que Nenúfar empezó a dormir del tirón desde el mes y medio, mamá, fue retrasando el momento con un....que mañana, que pasado, que el mes que viene que ya el año que viene. Y es que, si se le cae el chupete a la mi pobre...quién se lo va a poner? y la perspectiva de que me diera una noche mala -que no se ha producido en dos años- y tener que andar sonámbula por el pasillo en pleno invierno, rascaba las paredes de mi vagancia y me echaba para atrás. Que cualquier suspiro más alto de lo normal, lo controlo yo muy bien desde mi cómodo lecho.

Juré que cuando tuviera un año, la ponía en su super cama, y creo que algo me ha pasado, he debido andar en un mundo paralelo o he sido abducida por alguna extraña niebla, porque no entiendo como se me ha pasado un año entero sin enterarme de que Nenúfar seguía durmiendo a mi lado, y así me he plantado en la frontera que nos lleva a los dos añitos.
Pero esta vez he sido firme -ja ja, si te descuidas la criaturita acaba con las barras marcadas en el casco y pidiéndote la paga desde la cuna- y hace semana y media, probé -y dice "probé" porque estaba dispuesta a dar marcha atrás- a meterla en la cama una noche a ver que pasaba. Y lo que pasó es que la cachorra estaba tan encantada en su "camita ne maió" (idioma nenúfaro), que se metió ella sola, y que la única que tuvo el ojo abierto toda la noche, fue mamá Nenúfar, porque Nenúfar, durmió plácidamente hasta las diez y media de la mañana del día siguiente -como suele ser su costumbre-.

Y así hemos repetido todas las noches hasta hoy:

- Mamá Nenúfar: Nenúfar a la cama!!
- Nenúfar: si mamiiiii!!!! mamo a na camita ne maió a romí....u cueeeeeeeeeeeeto u cueeeeeeeeeeeetoo 
- Mamá Nenúfar: Vale pero uno sólo eh
- Nenúfar: si mamiiiii eeeeeeeeh mamiiiii midaaaaaaaaaaaa que camita ma gannnnnnnnnnnnnnde tenoo

La enana no ha hecho ni el más mínimo intento de volver a la cuna, y eso que ha estado ahí plantificada y vacía cinco días, mientras el papá Nenúfar se dignaba a desarmarla!! Y mamá, ahora tiene libre acceso a su armario antes encarcelado por las barras de la cuna y a la mesita que no estaba encarcelada, sino en la más oscura celda de castigo —la falta de metros habitables es lo que tiene—. Por no hablar de dejar de entrar en la cama reptando cual culebrilla nocturna.

Moraleja: a pesar de las frases brabuconas tipo "que ganas tengo de meterla en su habitación" a mamá le cuesta más la independencia que a Nenúfar —que parecía que lo estaba deseando—.

Y a partir de entonces....cada uno en su habitación, durmieron felices y comieron regalices....

8 comentarios:

  1. Es bueno que los niños desde bien pequeñitos se acostumbren a dormir en una habitación independiente de la de los padres, porque si no lo que ocurre es que se te clavan en los treinta años y quieren seguir durmiendo junto a los padres. Pero sí, da pena, porque cuando son pequeños si se les deja solos, los padres son los primeros que no pegan ojo por temor a que al niño o la niña le pase algo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un tío que la tiene calzada en su cama y tiene 5 años, no se la quitan de encima ni con agua hirviendo juasjuas el no pega ojo porque la cría encima duerme cruzada, si me llega a pasar eso me da un parrake.
      Besos!

      Eliminar
  2. Que suerte!!! eres de las pocas que leo con buena experiencia en esto del dormir jijijiji a ver si cuando nazca la baby tengo igual de suerte! que sepas que el cuadro de tu abuela es de Isabel K. que yo tengo uno porque los ví y me enamoré y ademas les dedique un post y el tuyo es precioso!! BSS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que si, te doy toda la razón que he tenido muy buena suerte con eso (y de momento así sigo) y si te puedo desear algo, es que te salga dormilona, porque es media vida para ti estar descansada.
      El cuadro lo ha hecho la abuela de Nenúfar (mi madre) que es manualiadicta jajaja va con mi hermano a pintura...el artista es el desde luego.
      Echaré un ojo a tu post!!!!
      Besitos guapa

      Eliminar
  3. Es un gran paso, pero entiendo que la pequeña esté encantada con su cama de niña mayor.
    Un besote,
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, mañana hace dos semanas, MADRE MIA DOS SEMANAS!!!!!!!!!!!!! y ya me he acostumbrado, aunque tengo que confesar que el viernes me metí en la cama y en la oscuridad miraba el huequito de la cuna y la echaba de menos, al minuto pensé, pero no seas boba si está al otro lado de la pared!!! (no quiero ni pensar cuando empiece al cole jajajajaja)

      Eliminar
  4. Jeje, Lois, pues verás cuando vaya al cole... O de campamento!! Por cierto, vaya cambio de look aL BLOG! mUY CHULO! :) ¿Te sirvió el tuto?

    MyMakeUpCompulsion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de campamento???? YO NO HE IDO EN MI VIDAAAA!!!
      Me alegro de que te guste el cambio :D y el tuto claro que me sirvió!! has visto el botón? pues ya le estás pinchando :P jejejeje
      Muchos besos guapa

      Eliminar