viernes, 20 de septiembre de 2013

A guardar...

Es esta una cualidad que en mi casa está muy desarrollada.

Mi madre guarda absolutamente cada trapito de ropa de sus pequeños retoños. Son sus tesoros, y que a nadie se le ocurra ni tan siquiera insinuar que se deshaga de ello.
Yo a mi vez, siempre he sido también un tanto atesoradora de recuerdos tangibles. Guardaba cosas por el mero echo de recordarme épocas mejores. Un frasco de colonia por aquí, una camiseta chachi por allá, este pantalón me lo puse para ésto, estos zapatos los llevaba el día que....

En este siglo, la gente nos hemos concienciado mucho con los mas desfavorecidos. Conozco chicas que dan absolutamente todas las prendas de sus bebés. Yo misma, he hecho limpiezas exhaustivas de esos recuerdos textiles que de nada sirven ya. Eso si, de mis prendas.

Si tengo una asignatura pendiente, es desprenderme de las cosas de mi Nenúfar. Siento si este echo resulta insolidario, pero, me es imposible. Tengo que guardar cada babero, cada zapatito, cada chupete (aunque esté cochambroso).

Mi lado más sentimental, de vez en cuando se sienta en la alfombra, abre las cajas de los recuerdos y bucea con la cara por el olor a bebé que contienen, se sumerge por los suaves tejidos para arrancar las imágenes ya pasadas que encierran. Y entonces surge la magia, y puedo volver a oír los emocionantes gorgoritos de recién nacida que me embelesaban durante horas.
Por eso necesito guardar.....es una manera de no alejarme de aquel bebé que un día estuvo en mis brazos y que ahora es una bebelescente en toda regla. Ahora yo también tengo guardados mis pequeños tesoros.
Y como siempre dice la sabia abuela Nenúfar.....quien guarda...halla pequeña.

17 comentarios:

  1. Ohhhhh... mi guapetunia. Qué bonito!!!!!!!!!!!! Me has recordado el espíritu del Desván de mi morada. Lo que describes cuando abres esas cajas de recuerdos es exactamente lo que yo siento con las mías, ya sean materiales o inmateriales.
    Pensaba que iba a reírme con tu post, pero me he encontrado con escrito lleno de belleza y melancolía... justo como me siento hoy, encerrada en mi desván de recuerdos de niña.
    Un beso emocionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era necesario dar un giro, porque mi vida no es todo castañuela ;)
      Estos días cada una por motivos bien diferentes estamos en un estado muy parecido. La melancolía nos invade, pero debemos aferrarnos a nuestros recuerdos más bellos y apartar el dolor que nos hagan sentir otros.
      Gracias por sacar un huequito para asomarte a mi pequeño mundo. Mil besos.

      Eliminar
  2. Guardar! Para mmi tambien es absolutamente imposible desprenderme de una solo de las cosas de mi bebe. Sólo tiene 8 meses pero ya me parece que el tiempo corre y lo guardo todo todo todo. Que bonito es hallar viejos recuerdos!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces siento verdadera admiración por la gente que es capaz de desprenderse de ciertas cosas, porque me veo a mi misma, demasiado aferrada a cosas materiales, y eso en el fondo...se que no es bueno. Pero en cuestión de las cositas de nuestros bebés.....ay! es imposible...
      Besitos guapa

      Eliminar
  3. Jo... Yo soy una tirona y regalona... He regalado prácticamente toda la ropa de bebé de Nano y las cosas materiales también.

    Soy de las personas qué lleva sus recuerdos en la cabeza. Y sólo veo en las cosas materiales eso, justamente eso, cosas materiales. Hay ciertas cosas muy pocas, que sí guardo. Pero sólo aquellas que realmente tienen gran valor sentimental... La pinza del ombligo... Las ecografías... Ahora sus dientes... Ese tipo de cosas.

    Ay... Me resulta tan raro verte tan melancólica mi niña... Ánimo, las cosas irán cogiendo forma poco a poco...

    Un besazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si ahora tienes un niño que???? a volver a comprarlo todo...ayyyyyyyy impacientosa!!
      No te preocupes niña, la melancolía a veces es necesaria también, no todo van a ser panderetas! daaaame aunque sea un día porfiiiis :D
      Besotes

      Eliminar
  4. Solete!! Que bien volver a leerte. A mi tambien se me hace raro verte melancolica pero si es asi como te sientes...pues bien esta.

    Yo soy de tirarlo o regalarlo todo, parece q las cosas que no me sirven me queman y me tengo que desprender de ellas!!

    Un besote enorme y animo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosura!!! ya estás de vuelta?
      La melancolía no tiene por qué ser del todo mala, son solo momentos puntuales en los que echas de menos aquella cosuca de 48cm que un día tuviste entre tus brazos y de la que ahora solo te quedan patucos y pijamas. Ella ya ha crecido, y es un bichoooooooo!!!!!!
      Como ya he dicho, admiro a la gente como tu, capaz de sacar de sus armarios cosas que al final son inútiles. He hecho verdaderos esfuerzos de volcado, y lo he conseguido en infinidad de ocasiones, ahora...con las cosas de Nenúfar, la cosa cambia mucho.
      Muchos besotes!!!!!!

      Eliminar
  5. precioso... me ha encantado... yo al igual que tú tengo guardados algunos tesoros de mis dos soles.. soy incapaz de desprenderme de ellos... los atesoro para mi y en un futuro para ellos, para recordar ciertos momentos que, ya que ellos no los recuerdan, algún día pueda yo contárselos y revivirlos... muy bonito.. feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues veo que no soy la única y ya me quedo más tranquila jajajaja
      Poca broma, yo le he puesto a Nenúfar ropa mía...y no veas que ilusión me ha hecho, y a mi madre ni te explico!! (quien guarda haya que dice ella....)

      Eliminar
  6. ¡Me pasa como a ti! Me invade el sentimiento y la nostalgia y jaja,¡a guardarlo! Aunque lo mío va a acabar siendo un Diógenes en toda regla a este paso, jajaja.

    Lo has contado de una manera muy tierna,y que sepas que estaba viendo contigo esos zapatitos, ¡los adoro!

    ¡Un beso, linda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pa Diógenes lo de mi madre jajajajaja si vieras sus buhardillas :S
      En el fondo somos unas sentimentales de tomo y lomo maja...
      Gracias por tus palabrinas ;) besitos guapa!!!

      Eliminar
  7. ¡Me pasa como a ti! Me invade el sentimiento y la nostalgia y jaja,¡a guardarlo! Aunque lo mío va a acabar siendo un Diógenes en toda regla a este paso, jajaja.

    Lo has contado de una manera muy tierna,y que sepas que estaba viendo contigo esos zapatitos, ¡los adoro!

    ¡Un beso, linda!

    ResponderEliminar
  8. Yo soy de las tuyas, me resisto a regalar esos recuerdos, guardo todo como sí fueran tesoros. Sus mantisas, sus muñecos, sus chupetes, sus dibujos... Estoy segura de que cuando sea mayor le encantará verlo todo conmigo! Bonito post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también estoy segura....porque de echo es que lo he vivido con mi madre, y ver tus primeros zapatos del tamaño de un gnomo es alucinante, y no quiero que Nenúfar se pierda eso.
      Gracias por pasarte ;)
      Besazos

      Eliminar
  9. Querida Lois... Yo soy como tú... Soy solidaria para casi todo, pero con la ropa de bebé... no puedo. Es superior a mis fuerzas. Es como si me estuviese deshaciendo de parte de la historia de mis hijos. Sé que puede parecer irracional, pero es así como lo siento. Totalmente identificada contigo guapetuniaaaaa ;))
    Disfruta de cada momento con Nenu, porque el tiempo vuela, créeme!!
    Un placer leerte, preciosaaa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy mi Verotri que no es irracional, es amor de madre loca jajajaja
      El tiempo pasa DEMASIADO deprisa...es verdad
      El placer es mío de recibirte por aquí ;)
      Un abrazo constrictor

      Eliminar