jueves, 17 de octubre de 2013

Kilovatios de amor

Si nos ponemos un tanto repelentones, nos calzamos las gafapastas, decimos: el kilovatio es la unidad de potencia equivalente a mil vatios. Bien.

En nenufilandia el significado es bien distinto: unidad de jodienda de la cuenta familiar equivalente al paro cardíaco que sufre Mamá Nenúfar cuando ve en el buzón una carta blanca inmaculada con la rojileyenda....EON

Soy bastante dramática lo reconozco. Pero además dramática en las cosas más insignificantes (bueno, la factura de la luz tanto como insignificante...no es) de la vida, porque en las que tienen su aquel, me calzo las plumas de Ave Fénix.
Siempre me he cortocircuitado (me mimetizo con el temario) el día aciago que en casa aparecía la tan temida factura de la luz, no se por qué...llamenle delirios de doñadramas si quieren....pero es que a mi ese cachito de papel blanco aventanillado con mi nombre pulcramente centrado, me hace hiperventilar.
Desde que Nenúfar es autoandante (dícese del nenúfar que anda solo), a la llegada de la ya requetecitada factura, el drama adquiere tintes valleinclanianos.


La pequeña en su afán por jodescubrir, ha DESCUBIERTO valga la redundancia, los misteriosos botones blancos que sus padres tienen en las paredes. Esos que hacen click clack, y que cuando hacen click clack, arriba se hace la luz!!! Y LA LUZ HAY QUE PAGARLA!!!!!!! (y apagarla oiga)


Es de esos momentos esperpénticos, en los cuales tu quieres hacerle entender a tu hija que "eso no caca" y tu hija te mira con esa cara cuasi transparente, a través de la cual puedes descifrar sus pensamientos como si te los estuviera cantando Luciano Pavaroti: la famosa cara infantil de "tuestáspallá".

Hija mía de mis entretelas, esta es de esas cosas a las cuales hay que aplicar una de esas manidas frases maternales, que no por manidas sino por maternales —lo que dice mamá va a misa, o de blancos...que es lo que se hace el domingo a esas horas—, son reales como la vida misma...."cuando seas mayor lo entenderás", porque los kilovatios harán su aparición un día en tu vida para quedarse (con tu cuenta bancaria).
Entonces tal vez con el tiempo seas madre, y cuando lo seas verás al enemigo (lactante aliado de EON infiltrado sibilinamente en casa) en las pequeñas manos de tu churumbel, cada vez que haga click clack en el misterioso botón blanco que consigue que los kilovatios corran (y cobran)  por cada rincón de tu casa.

PD: Y entonces tendrás a tu madre detrás de tu cogote y con tono de suficiencia te soplaré otra frase muy maternal:

Te lo dije, te lo dije o no te lo dije....

14 comentarios:

  1. jajajajajajajajajaja. Qué manías de encender y apagar....no sólo gasto de luz, si no también dejan marranísimos los alrededores del interrruptor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, pero en eso tengo que decir que los padres también colaboramos eh!! que a mi me pasaba antes de que mi casa fuera nenufilandia.....

      Eliminar
  2. Jajajajajaja, me descojoncio viva contigooooo... Ay señor, señorrrrrrr... A otras por risas como éstas, les han publicado un librooooo!!!
    En cuanto a los kilovatios... que te voy a decir yooooo... que el peor es el Tripadre, que no cuida nada la luz y yo soy la loca del interruptor, dando gritos y diciendo esa (manida) frase de madre ¿Pero vosotros qué os créeissss.. que somos de Iberdrola o quéeeeeeeee? Jajajajajaja
    Un besazo ILUMINADO cielo, que estos son GRATIS!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye...pues si alguien se presta yo me vendo por un módico precio jijijiji (que tengo que pagar la factura!!)
      Ay jamia...yo no me quiero imaginar lo que tiene que ser tu casa con tres, ahora, que si el peor es el Tripadre...pa darle un estacazo!! que de sus lomos sale!!!!!!!!! (y de tu bella espalda....)
      Me encantan los besos iluminados ^_^ con fuerte luz amarilla.....y gratis!!! :O

      Eliminar
  3. Yo estoy con Paula... Tengo todas las paredes con un surco ennegrecido alrededor del interruptor. Por lo que suma los euros de los kilovatios consumidos a los de la pintura que no tardando mucho tendremos que comprar para adecentar las paredes. Por no hablar del gasto en calefacción que con la llegada de los bebés también se suele incrementar bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mezcles paredes y pintura....que si tengo que empezar a echar cuentas me da algo.
      Pues yo no he tenido calefacción, excepto en casa de mis padres que es un derroche, y este año veremos a ver que pasa, que ayer el Sr. Nenúfar ya quería ponerla.....se me embala con la emoción

      Eliminar
  4. Jajajajaja, qué bueno Lois! ¿Y por qué les gustará tanto enceder la luz y NO apagarla? jajajaja. Yo hiperventilo como tú cada vez que viene el recibo de la luz también y voy todo el día diciendo que apaguen las luces, que es de día, pero ni caso. Tu frase, la adopto como propia y se la diré también por detrás de su cogote el día de mañana...jajajaja. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy jamia, esa frase la diremos tantas veces que se nos va a tatuar en la lengua!! A la mía lo que le mola es hacerlo mil veces seguidas, y espero que no sea como el establecimiento de llamada :S glups
      Besucos reina

      Eliminar
  5. Jajaja, me partoooooo! Pobre Nenúfar, ella solo está descubriendo el encendido y el apagado! Y tú no la dejas....

    Si te sirve de algo yo también tiemblo con los de Eon, y eso que no tengo una nenúfar ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jorjorjor nenuca!!!! que no te pase nada cuando tengas una.....entrarás en shock anafiláctico profundo (no es por jorobar eh....jojojojojojo)

      Eliminar
  6. jajaja tu hija está encantada de haber descubierto la causa-efecto. nosotros pasamos por eso hace un par de meses y aunque sigue encendiendo y apagando las luces de vez en cuando, ya es menos que antes, se ve que ya no le parece tan novedoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digo yo que en algún momento tiene que llegar la cordura no??? de momento seguiré esperando las facturas con ardor (de estómago)

      Eliminar
  7. Puffff qué momento.... el peque tuvo una gran época así, por suerte se le ha pasado y han dejado de tener interes esos botoncitos....(mi factura de la luz y mi bolsillo lo agradece!!!!)

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los botoncitos los carga el diablo...ya lo digo yo jjejejejejeje Nenúfar parece que ahora no tiene tampoco tanto interés, pero a la que puede escapar para su cuarto y encender la luz, lo hace....aunque no sea el click clack en modo bucle....
      Besines guapa

      Eliminar