miércoles, 2 de octubre de 2013

Miedos de madre

Hoy me marcho lejos del chascarrillo o de la ternura. Me siento encima del terror, de la pena, del miedo...de la muerte.

Jamás esta terrible palabra debería ir unida a otras como maternidad, bebé, hijo o niña. Jamás una madre debería pronunciarla, jamás debería sentir en su cuerpo el hielo que articularla produce.
Mi trabajo me la pone delante a diario, pero es esta semana, cuando más me golpea los sentimientos. Cuando más me vacía como madre.

Hace no mucho tiempo, me tropecé en el ordenador con un servicio de un bebé de un mes. Mi yo madre no pudo soportarlo. Por mucho que solo fuese en la pantalla, por mucho que el mal trago lo pasara otro compañero en otra oficina, ver unos datos allí escritos sobrecogió mi alma.
Esta semana comencé con una niña de cuatro años, y hoy con una de 45 días.

Yo no quería, apartaba de mi la idea de ponerme en su piel, pero la mente es traicionera y mezquina, y me ha hecho calzarme los zapatos de esas madres aunque sólo sea un poquito, afortunadamente esos zapatos no son de mi talla.

La garganta se me seca y una mano invisible me la agarra con fuerza, los ojos me arden, los labios me tiemblan...ni puedo ni quiero imaginarme un trance así. Pero la cruel rueda de la vida, nos grita a diario que esa situación está ahí, y que el "a mi no me pasará" no es pronunciable.
La realidad que ahora golpea a esas madres es cruel.
Pasas nueve meses de tu vida aferrada a ese sentimiento gigantesco que es la maternidad, que culmina con ese torrente de agua cristalina que corre desbocado por las venas de tu pequeña, y casi sin darte cuenta, la vida que a penas comienza, concluye.

Y no puedo evitar preguntarme: que sería de ti? como reaccionarías?

Mi corazón y mis entrañas se secarían hasta momificarse. Que vida habría ya para mi...sin ti...mi pequeña.
Abrir los ojos por la mañana sería una proeza, levantar mi cuerpo un esfuerzo sobrehumano, abrir la puerta y mirar al sol...un acto de pura heroicidad.
Se que mi vida pasaría ante mis ojos vacíos, como si me hubieran metido en una campana de cristal.....sin sonido, sin color........una vida sin vida. Un caminante sin destino....


Me niego también a dejarte sola, sin el calor del abrazo de tu madre. Y me entra miedo, mucho miedo, a la soledad, a la tristeza, a pensar que si yo faltara ahora, un día dentro de algunos años, te dieras cuenta con nostalgia que ni siquiera me recuerdas. Es una sensación de vértigo, como si me tiraran sin paracaídas desde las nubes.

Me amotino, me sublevo contra cualquier fuerza de la naturaleza que quiera separarnos.



 Tu y yo....siempre juntas

23 comentarios:

  1. como escarpias me has puesto hasta el último pelo de mi cabeza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando escribimos un post sea del tema que sea, risa o llanto, lo que queremos es no dejar indiferente a quien nos lee no? Para la próxima risa va.....que este es muy profundo
      Besaco!

      Eliminar
  2. Hola preciosa...

    Bueno, no sé ni qué decirte... Yo tengo pavor a la muerte. Ya lo comentamos un día... A lo que pudiera ser si algo malo le pasara... O algo le pasara a él. Es que no puedo ni planteármelo... A veces me da por pensar. Va por rachas... Y le doy vueltas y no llego a ningún lugar. Sólo a la desesperación, al miedo de no saber, al deseo de que eso no ocurra nunca.... Has descrito muy bien los sentimientos. No los podría haber dibujado peor.

    Siempre juntas, siempre juntos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema que yo creo que todas las madres tenemos escondido en un rinconcito de nuestra mente. Algo que no quieres decir en voz alta....
      Siempre juntos.....
      Un abrazo enorme chata

      Eliminar
  3. Ay Lois... tengo un nudo en la garganta... no puedo con la vida... me uno a tus palabras y me identifico con esa sensación de angustia... sos puro corazón... una entrada dura y cruda como la realidad... No puedo evitar hacerme las mismas preguntas y también me rebelo contra cualquier fuerza que quiera separarme de la luz de mis ojos...
    Un besazo muy muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo a todas nos preocupan las mismas cosas Pao, y a quien quiera separarnos de nuestras pequeñas lucecitas....le pegamos duro!!!!!!!!!!
      Muchos besos corazón

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. no quiero ni pensarlo. Es algo que me corroe, que se vayan ellos, me da pavor. No sé ni cómo ...prefiero no pensar
    Y que no esté yo, no vivir sus avances....
    En fin, lo dicho, que prefiero no planteármelo.
    Pero creo que tú lo estás haciendo muy bien, y poco a poco podrás ir haciéndote tu coraza a este trabajo.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninguna queremos pensarlo, a mi me pasaba igual. Pero el echo de trabajar donde trabajo y ver el dolor tan cercano, me hace darme de bruces con la situación.
      Ayer me contaron que la madre de la niña de cuatro añitos estuvo a recoger unos papeles, dicen que iba como una zombie....justo lo que yo me imaginaba: caminante sin destino....
      Algo de lo que jamás se repondrá...
      Besucos niña guapa

      Eliminar
  6. Niña... Sólo puedo decir una cosa: somos PRIVILEGIADAS. Aprovechemoslo y hagamosnos dignas de ello...
    Un emocionado abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viendo el sufrimiento ajeno podemos decirlo bien alto si....estas cosas son las que te susurran, vive a tope cada minuto.
      Abrazote de los grandes ;)

      Eliminar
  7. Lois, enterrar a un hijo tiene que ser lo peor del mundo, y que le pase a la madre, más de lo mismo. De ese miedo hablo yo en mi AZ, es algo que no debería darse nunca de los jamases. Tus palabras me han emocionado y han confirmado mi teoría de vivir al día y disfrutar de cada momento. Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra funeraria es la que más trabaja de la provincia, y te puedo asegurar que semanas como la pasada (que es cuando escribí esto, y se me pasó una niña de 14 años tb) no suelen ocurrir. Por eso estaba tan impactada como para escribir esto.
      Lo normal es que salga gente mayor...afortunadamente la gente joven no se da tan a diario, porque incluso a los que llevan más de treinta años trabajando en esto...les afecta un montón.
      Besos y a disfrutar la vida!!!!!!!!!

      Eliminar
  8. Qué horror!!! Son cosas que ni me planteo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lo ves tan de cerca y tantas veces seguidas no es que te lo plantees...es que se te plantea solo. Es un horror si....

      Eliminar
  9. Qué horror. Me pone los pelos de punta enterarme de noticias de este tipo... Son tan antinaturales, tan horribles...No quiero ni imaginármelo!

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. Para una madre es más difícil ponerse en estos trances....

      Eliminar
  11. es lo que tú dices, esa palabra no debería nunca ir emparejada con niños. no es justo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la vida entera no es justa....por lo menos no siempre....

      Eliminar