miércoles, 20 de agosto de 2014

Mi primera vez

Y el día llegó.....como llegaron las vacaciones aunque parecían tan lejanas....
Y ahí estaba yo, frente al espejo, acicalandome, aunque no demasiado para no parecer artificial, pero no menos que nada para no parecer una dejada. La primera impresión es importante.
Estoy nerviosa, para que negarlo. La vida son etapas, siempre lo hemos dicho, y aquí, hoy y ahora empieza una importantísima. Para mi, pero sobre todo para ella...
Se hace mayor, y aunque es un típico tópico, es cierto que cuando se echa la vista atrás, parece que no te has dado ni cuenta, y aquí estás, vistiéndote para ir a....

LA REUNIÓN

El mismo recorrido que hice yo durante años, hoy me trae innumerables recuerdos, y el sol de justicia calienta las imágenes y derrite los malos momentos. Si....ella también los pasará, porque la época de estudiante es dura querida, acuérdate....y no, ni lo pienses ni lo intentes, no vas a poder evitarselo, es ley de vida, y así es la niñez, una dura etapa en la que equivocarse mil veces (o no es la niñez...ops, creo que eso son cosas de la vida...).
Las escaleras están llenas de padres, tan nerviosos y expectantes como tu, así que tranquila, madre primeriza. Y no tardan en meternos a todos a un aula,  nuestras caras son como las de las vacas al tren...absortas en el infinito de una situación que a muchos nos supera (otros ya han pasado por ella, y se les nota el tonito de suficiencia).
Entonces ocurre algo....sin querer, y casi por instinto me siento en la última fila, y me doy cuenta por un instante, que mi vida escolar vuelve a tomar forma, vuelvo a ser del grupo de esa última fila, que no calla y las lía pardas (eso si, durante una hora no hay tiempo para travesuras, y además una tiene ya una edad).

Ha estado bien, he superado la prueba. Y entonces enfilo la vuelta a casa, y por esa calle larga y solitaria del colegio, una lágrima traidora quiere buscar su minuto de gloria. Y entre la cascada de agua salada que es esa pequeña gota, se liberan los sentimientos más profundos que me invaden. Ahora la madre soy yo, ahora ya nadie me lleva a mi de la mano. Y soy consciente del papel que ocupo más que nunca, y recuerdo el papel que ocupaba mi madre en su día, todo se me agolpa encima y tengo miedo que el sol abrasador se me caiga encima con la maraña que se me está haciendo con esos recuerdos y los nuevos sentimientos. He acudido a mi primera reunión de PADRES.

En nada llegarán muchos primeros días....y en nada seré "la madre de..." 
La época de bebé está finiquitada por completo. Nenúfar ya es una niña escolarizada, que pronto tendrá su grupete de amig@s. Y yo......? yo siempre recordaré mi primera reunión de padres.

viernes, 15 de agosto de 2014

12.13.14 Agosto

Lo primero que voy a hacer, es enlazar la entrada de Julio, porque me la salté y no quiero eludir ni una cita de esta iniciativa de Flor de Mums and Kids

Lo segundo es darle el lugar a Agosto...y que tiene Agosto si no es muchísima playa?



Pues las fiestas de La Virgen Grande....o La Patrona, conocida por todos los cantabros. Yo no tengo fotos mías pero si de ella...que las disfruta tal y como yo las disfrutaba.


 Yo esperaba ansiosa el momento de salir de la playa, ducharme en casa, y salir en coche hacia Torrelavega. Al bullicio, las tómbolas, la música pachanguera, el olor a algodón dulce y manzanas de caramelo, los chatos con sus barquillos....

Y es algo que sigo disfrutando, de diferente manera, a través de los ojos de Nenúfar, y las mil vueltas en el Scalextric. Ver el brillo de sus ojines cuando tiene delante la atracción, me hace transportarme a mis años de infancia, y ver en ella exactamente la misma fascinación que producía en mi....





Agosto es...cenas en los chiringuitos hasta altas horas...es olor a sardinas, y tormentas veraniegas. Es el frescor de las noches a partir del 15, que te recuerda que.... Septiembre está por llegar

12.13.14 Julio

Un poco tarde para publicar esta entrada, pero, no quería dejar atrás ni un mes de esta iniciativa de Flor de Mums and Kids que me encanta, así que he decidido enlazarla a la del mes de Agosto.

Y siguiendo un poco con la tónica que más o menos he llevado con el resto, Julio es el mes de mi padre....



No he querido hacerle nada a la foto, ni un retoque, ni un cambio de color porque...es tan de la época!!!
Es como si estuviera viéndole, celebrar su cumpleaños en la terraza del piso de la playa, con dos kilos de percebes y un barril de cerveza. Era su momento...
O aquellas tortillazas de patatas enormes con las que nos sorprendía cuando subíamos de la playa.
Aquel momento en el que se nos presentó en la playa con un bañador que no usaba hacía más de veinte años, y que le quedaba raquítico...todavía lo recordamos y nos partimos de la risa, olvidando la vergüenza que pasamos en su momento.
Su afición por las tómbolas, o lo que nos reímos de el cuando suelta sus "perlas" tipo...."jarsé"
Es mi padre...


jueves, 7 de agosto de 2014

Pssssssss Psssssssssssss

Pues si que pasa el tiempo rápido, pues si que cambian las cosas, pues si que quizás no tenga muchas ganas de escribir, pues si que lo mismo....

En junio ya notaba que me estaba costando bastante escribir, que no encontraba momento, a pesar de tenerlo, pero bueno, es una situación por la que todos tarde o temprano parece ser que pasamos. Se me avecinaban cambios, y yo soy una persona a la que NO le gustan nada, me estresan, me anerviotizan y no soy capaz de centrarme en nada. Así que, cogí mis vacaciones (obligadas por cierto, benditos empresarios) un diecinueve de junio, e intenté centrarme en lo más inminente que tenía: LA REUNIÓN DEL COLE!!
Y así con mayúsculas como está escrito, creo que es de recibo que no relate la experiencia en este post introductorio a mi nueva situación, sino que le dedique el espacio que se merece, porque tuvo miga consistente.

El caso es que aquí me encuentro de nuevo, intentando ordenar mi espacio vital, y mi espacio orbital.
Los cambios más drásticos los he sufrido a nivel laboral, con un cambio de lugar y de horario. Toda cara A tiene su cara B y no era oro todo lo que relucía cuando mi jefe me lo envolvió en papel de regalo.
Ahora voy a trabajar un día si y uno no, excepto los domingos, en resumen...voy a librar cuatro días a la semana y a trabajar tres, claro, cuando trabaje me meteré once horas y media entre pecho y espalda. Y la cara B, pues que tendré que trabajar los festivos que me cojan por el medio.

Si, tendré muuuuuuuuchas horas al día para dedicarme a tocarme el pepe...o a escribir que quizás sea más provechoso, con once horas ya me contareis, os puedo escribir la vida y amores de Marujita Peñuela y quedarme tan ancha, y leerme la guía de teléfonos, hacer aerobic en la exposición de féretros, una manta a ganchillo para la cama de un elefante, a contar los coches rojos que pasen y hasta contar las hojas de los árboles colindantes si me aburro jatetu.

El lunes estrenaré mi nueva situación, y el martes me quedo en mi casa mientras mi nuevo compañero hace de centinela, eso si, el día quince mientras la gente esté en su casa disfrutando del festivo, esta que suscribe, estará cagándose en to lo que se menea por tener que estar currando, pero claro, alguien vendrá a tocarme la castaña con la manida y odiosa frase de: no te quejes...que al menos tienes trabajo

Y UNA MIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEERDEN!!