miércoles, 20 de agosto de 2014

Mi primera vez

Y el día llegó.....como llegaron las vacaciones aunque parecían tan lejanas....
Y ahí estaba yo, frente al espejo, acicalandome, aunque no demasiado para no parecer artificial, pero no menos que nada para no parecer una dejada. La primera impresión es importante.
Estoy nerviosa, para que negarlo. La vida son etapas, siempre lo hemos dicho, y aquí, hoy y ahora empieza una importantísima. Para mi, pero sobre todo para ella...
Se hace mayor, y aunque es un típico tópico, es cierto que cuando se echa la vista atrás, parece que no te has dado ni cuenta, y aquí estás, vistiéndote para ir a....

LA REUNIÓN

El mismo recorrido que hice yo durante años, hoy me trae innumerables recuerdos, y el sol de justicia calienta las imágenes y derrite los malos momentos. Si....ella también los pasará, porque la época de estudiante es dura querida, acuérdate....y no, ni lo pienses ni lo intentes, no vas a poder evitarselo, es ley de vida, y así es la niñez, una dura etapa en la que equivocarse mil veces (o no es la niñez...ops, creo que eso son cosas de la vida...).
Las escaleras están llenas de padres, tan nerviosos y expectantes como tu, así que tranquila, madre primeriza. Y no tardan en meternos a todos a un aula,  nuestras caras son como las de las vacas al tren...absortas en el infinito de una situación que a muchos nos supera (otros ya han pasado por ella, y se les nota el tonito de suficiencia).
Entonces ocurre algo....sin querer, y casi por instinto me siento en la última fila, y me doy cuenta por un instante, que mi vida escolar vuelve a tomar forma, vuelvo a ser del grupo de esa última fila, que no calla y las lía pardas (eso si, durante una hora no hay tiempo para travesuras, y además una tiene ya una edad).

Ha estado bien, he superado la prueba. Y entonces enfilo la vuelta a casa, y por esa calle larga y solitaria del colegio, una lágrima traidora quiere buscar su minuto de gloria. Y entre la cascada de agua salada que es esa pequeña gota, se liberan los sentimientos más profundos que me invaden. Ahora la madre soy yo, ahora ya nadie me lleva a mi de la mano. Y soy consciente del papel que ocupo más que nunca, y recuerdo el papel que ocupaba mi madre en su día, todo se me agolpa encima y tengo miedo que el sol abrasador se me caiga encima con la maraña que se me está haciendo con esos recuerdos y los nuevos sentimientos. He acudido a mi primera reunión de PADRES.

En nada llegarán muchos primeros días....y en nada seré "la madre de..." 
La época de bebé está finiquitada por completo. Nenúfar ya es una niña escolarizada, que pronto tendrá su grupete de amig@s. Y yo......? yo siempre recordaré mi primera reunión de padres.

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hum si....me hago vieja entre etapa y etapa juasjuas

      Eliminar
  2. El título del post lleva a engaño, lo sabes, no?...Lo peor de esas reuniones son algunos padres y sus preguntas, comentarios y peticiones absurdas.

    ResponderEliminar
  3. jajaja, cómo crecen! Me parece mentira que el mío tenga ya mes y medio.... Me da algo solo de pensar en mi primera vez ;)

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hija....esta rueda no para de girar y va demasiado deprisa!! por cierto...escribí en tu post y no se guardó el comentario, lo hice dos veces!!! a ver si vuelvo a la rutina y cojo la costumbre otra vez de leeros aiiiiins que verano me he pegado!!!!!!!!!!! Yo quería darte la enhorabuenaaaaaaaaaa
      Besazos guapa

      Eliminar