miércoles, 19 de noviembre de 2014

Gilda en Cinema Paradiso

Pues si, he decidido rescatar mi Cinema!! Os cuento que por diversas circunstancias, el formato anterior ya no encaja. Así que ahora, mi Cinema Paradiso, consistirá en una crítica (a mi manera, ya sabéis....) de la película que haya visto, por supuesto, si la habéis visto me encantará ver vuestros comentarios (animarrrrrrrrrse, que eso ayuda a seguir adelante hombre!!!) y si no, pues a ver si con mi experiencia, os animáis y luego....comentáis.

Con el anterior formato, clasificado en ciclos, fui viendo películas estupendas (otras no tanto) que siempre había querido ver y que nunca encontraba el momento. Pero aquello terminó antes de que yo pudiese disfrutar de LA PELICULA. Esa que te llama la atención pero nunca encuentras ese huequecito para ver.


La exquisitez de las películas clásicas no tiene precio. Sean los estilismos tan cuidados, sea el blanco y negro, sean los movimientos de las grandes divas, sea lo que sea, es algo que no encuentras en las películas actuales, por muy buenas que sean, que no digo yo que los argumentos sean todos buenísimos, para nada, pero tienen algo.

Google. Primera salida a escena de Gilda
Tengo que decir, que de todas esas divas que dio el firmamento holliwoodiense de los años dorados, me quedo con ella....Rita Hayworth. Guapa, elegante y con ese pelo al que la raya no se le va ni aunque haga el pino!!! que me digan quien se la hacía!!!!!!!!!
La primera vez que ella sale en escena, la pantalla se ilumina (si ya se que será cosa de los focos), y es precisamente una de las escenas estelares de la película.

Gilda data de 1946, dirigida por Charles Vidor, que además de con Rita Hayworth contó con Glenn Ford (Johnny) como protagonistas del film.

En el triángulo amoroso interviene Balli (George Macready), un adinerado dueño de casino que salva a Johnny de un atraco y lo convierte en su mano derecha. Un triste. Es un personaje que ni chicha ni limoná que se suele decir. Después de un viaje vuelve casado con Gilda, antiguo amor de Johnny y se lía la trama. Aunque Balli, sabe casi desde el principio, que ahí...hay tostá.
El odio que se tienen Johnny y Gilda es motivo de que ella en ciertos momentos de la película, resulte una mujer un tanto despreocupada con los sentimientos ajenos. Ella...solo quiere divertirse!!


Un pensamiento de mi cosecha: es una suerte que un señor que trabaja metido en un baño, te clasifique como un paleto.
Quién le ha subido el volumen al grillo?????

Mi momento favorito: por supuesto, la segunda vez que canta "Put the Blame on Mame" y se quita el guante


Frase: "Las personas frustradas, fuman demasiado"


Anécdota: La escena del guante, se consideró en aquella época como un striptease (maaaaaaaemia) y la película se censuró en varios países, entre ellos España que era muy puritana.
Además, Rita hace playback cuando canta, la voz original es la de Anita Ellis

Google

Conclusion: Si no la habéis visto, hacedlo.

14 comentarios:

  1. Que bien que esté de vuelta el Cinema Paradiso. Supongo que al encargarte tú sola, tendrás menos problemas de logística. (es muy difícil que haya gente que encuentre tiempo para ver la misma película casi a la vez)

    Por cierto, siempre he pensado que los censores son las personas con la mente más sucia del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo....pero mira que censurar el quitarse un guante...ay omá!!!
      La verdad es que aunque se daba un mes para verla, si era complicado, así que, ahora las veo yo y quien la haya visto que comente! y quien no, pues igual encuentra una excusa para verla...

      Eliminar
  2. No la he visto pero reconozco que tiene muy buena pinta! Aysss, necesito días de más horas, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que sepas que ya tengo preparado el post de La Vida es Bella eh!!! desde que leí vuestro tweet me puse las pilas y la vi ;)

      Eliminar
  3. Me encantan las pelis clásicas son Peliculas con mayusculas, Gilda es una de mis pelis favoritas!!!!!!
    La escena de la bofetada es... las actrices y los actores de antes llenaban ellos solos la pantalla, sin efectos especiales, tenian algo que bajo mi punto de vista no tienen casi ninguno de los hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén a todo tu comentario...opinamos igual ^_^

      Eliminar
    2. Esta película es todo un clásico y lo seguirá siendo. Lo bueno no son como las modas, que van y vienen, lo bueno siempre se queda. La bofetada más famosa de la historia del cine, no se olvida tan fácilmente, aunque a las feministas sobre todo esa escena no les haga gracia.

      Besos Lois.

      Eliminar
    3. El cine clásico está a otro nivel!!!!
      La bofetada cierto!! ahora, yo también digo, si nos pusiésemos estupendos con todo lo que sale en las pelis...no habría cine!!!! jejejeje
      Besos

      Eliminar
  4. La he visto si, y varias veces, me parece un películón, y su estética es impresionante. Me parece que me voy a animar a verla otra vez! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es perfecta para una tarde de sábado lluviosa....no digo más ^_^

      Eliminar
    2. A no ser que haya una buena película en A3, no?

      Eliminar
  5. Me encanta esta película... y me encanta Rita. Y tienes mucha razón, el cine de aquellos años tenía un glamour que no tiene el cine actual. Seguramente, porque uno, cuando ve una película de este tipo, sabe perfectamente que todo lo que ve es real y no como en el cine actual, que muchas escenas cuentan con efectos especiales, en teoría, para mejorarlas.
    Con tu permiso, me quedo por aqui. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo en los efectos especiales, que tienes mucha razón, ahora mismo muchas veces no sabes que es real y que no, es que yo creo, que aquellas mujeres tenían algo especial, en su manera de moverse, de mirar...no se como explicarlo...es un aura que llevan con ellas que ahora no existe...
      Me parece genial que te quedes por supuesto!! la semana que viene comentamos La Vida es Bella, un pequeño salto en el tiempo ;)
      Saludos!!

      Eliminar