miércoles, 25 de febrero de 2015

La semana de los indignados

Una tiene voluntad. Lo juro. Una empieza el año más happy flower que un hippi en los 60, pero siempre tiene que venir alguien a tocar el moñoño. Y aquí me tenéis, miércoles a las nueve o'clock de la mañana, intentando visionar una cascada de aguas cristalinas en mi sulfurada mente.


Todos los que trabajan, —y los que lo hicieron algún día tendrán un vago recuerdo— saben que a primeros de año, comienzan a sonar las campanas de "las vacaciones". Hay que ponerse de acuerdo y pegarse dialogar con el compañero para ver quien coge que y cuando.

Antecedentes: en la oficina que trabajo somos dos personas, aquí el buen señor, y yo. El buen señor, es amigo del jefe, y se ha pensado aquí el buen señor, que sólo tiene que venir a la oficina a hacer servicios cuando los haya, y a nada más. Esto es, no se ocupa de si falta material, no se ocupa de si el de los cristales viene o no viene, no se ocupa de regar las plantas —mejor lo haces tu que seguro que lo haces mejor: machista o vago....que decís?—, si puede se escaquea de llamar a la gente para que vengan a buscar documentos. En resumen, que si no hay servicio, el buen señor ve la tele. Esto no me lo invento yo, es que la de la limpieza anda tan indignada como yo....se ve que cuando viene y está el, no puede limpiar la mesa porque el tío no se despega de la pantalla.
Bueno, sabéis que yo trabajo un día si y uno no. Tenemos diferente horario que el resto de la empresa, y entre las condiciones —impuestas— es que nos tenemos que hacer las vacaciones el uno al otro. Cuando se da esta circunstancia, el que se queda haciendo los dos turnos, tiene que trabajar 70 horas, y al empezar en esta oficina, los dos convenimos que como son muchísimas horas , cogeríamos las vacaciones de semana en semana para que el que se queda no termine desquiciado. 

Cuestión: hablamos mediante notas que nos dejamos en el escritorio del pc, y como el lunes, el buen señor no sacaba el tema, le dejé una nota con dos semanas que quiero cogerme de vacaciones. Dos semanas que me interesan MUCHO, por mis motivos personales. Una de ellas era del 23 al 29 de junio.
Y ME DICE: que le voy a hacer una gran putada, porque esa semana ha cogido dos cotos de pesca —vale, claudico no pasa nada—, y que como viene un amigo suyo la semana anterior, que es que el también quiere cogerse la semana del 15 al 22.


AMOS A VER SI LO HE ENTENDIDO: que me estás diciendo que quieres la semana antes que yo de vacaciones, y que la siguiente que es la que necesito, quiero y deseo YO no puedo cogerme vacaciones porque te jodo dos cotos. RESPIRA NENA


Conclusiones finales: Tengo todo el día para contestarle, y como se que cuando se dejan las cosas por escrito, hay que tener mucho tacto y aún así, depende del tono que el otro quiera darle a tus palabras, voy a esperar, porque ahora mismo estoy ofuscada.


Me parece una actitud egoísta, y entonces mi primer pensamiento ha sido, vale, yo no cojo la semana famosa, pero entonces tu tendrás que sacrificar algo también, o jugamos todos o el balón al río. 

Salomónico: nadie coge vacaciones en junio, chimpun.

Qué pensáis del tema? que nota le dejaríais? como lo afrontaríais vosotr@s? Difícil ....verdad?

4 comentarios:

  1. ufff pues si!! no hay nadie para mediar? en mi trabajo tambien paso eso, y la responsable lo hizo a suertes, porque tambien es verdad que para cada uno esa semana era importante para sus cosas. Tambien podeis hacer eso, poneros de acuerdo para que nadie de los dos acabe cogiendo la semanita en cuestion...

    espero haberte ayudado un poco!! un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi jefe ya dejó claro antes de que empezáramos con este horario, que si no nos poníamos de acuerdo con las vacaciones, el iba a resolverlo fácil, quince días para cada uno cuando el dijera, y la verdad....por nuestro bien mejor que no sea así, porque si el que queda currando tiene que trabajar quince días seguidos, acabaría con depresión por no ver la luz!!!!!!!!!!!!
      Al final lo hemos resuelto no cogiendo ninguno de los dos, que a mi me parece lo más salomónico....
      Gracias por contestar ;)

      Eliminar
  2. Madre mía Lois! Yo diría que machista y vago, las dos cosas. Ya sé que lo que te diga no va a servir de mucho (más que nada porque ya habrá pasado, que este post es antiguo) pero le hubiera escrito que entiendes que es una faena lo de los cotos, pero que tú necesitas esa semana. No haría alusión a la semana que él ha pedido... Y si te dice que no, que los cotos y punto, pues tú la semana anterior le dices que no puedes y a volar. Qué jeta tienen algunos...

    Yo en mi curro tengo mucha suerte con mis compañeros, pero solo me puedo coger vacaciones en agosto, semana santa o navidad... Y como mi querido se tiene que pelear en su trabajo, este año solo coincidimos 1 semana de vacaciones. Muy triste... En fin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las vacaciones es todo un mundo, joe.....
      Bueno, al final lo que hice fue pasar de escribirle nada, por aquello de las malinterpretaciones, y directamente lo llamé. Hemos decidido que no haremos vacaciones ninguno de los dos durante esas semanas, pero si.....es bastante vago......en fin.......................................

      Eliminar