lunes, 25 de mayo de 2015

Polluelos al bus

Llevo un rato traspirando. Mucho. Demasiado. Como si acabara de hacer un IronMan. Como si estuviera realizando una travesía por el desierto a pleno día, sin agua.....dotada de un par de polvorones y una guindilla como único sustento.

Tengo un vacío en la boca del estómago, que se hace potente y me llega hasta los pies. Hacia la parte superior no es vacío, es angustia. Angustia que se traduce en un silencio sordo entre las paredes de mi casa, un silencio que cuenta que algo no está bien, aunque a estas horas del día ese silencio sea más que habitual, hoy....no está bien.

Nenúfar se ha ido de excursión. Y no una cualquiera, una de TODO el día. No volverá hasta las seis de la tarde, y yo jamás he estado tan alejada de mi niña tanto tiempo. Y ya si eso, dejo para mañana lo de ser feliz.
Bueno si, cuando curraba once horas y media si, pero no es lo mismo, porque durante ese tiempo, yo sabía que mi niña, o estaba con su padre, o con  su abuela. Y yo se que ahora, mi pequeña está subida en una caja infernal con ruedas. Un autobús que la lleva a su destino, pasar todo el día disfrutando, mientras su madre, tiene retortijones de barriga....y no es que tenga diarrea precisamente.


Así somos las madres primerizas, esta es la sensación que se te queda en el cuerpo. Y no debo ser la única, porque a mi lado, otra madre que agitaba su mano con aire de principesa que dice adiós al infinito —los cristales eran tintados y a penas veíamos a nuestros retoños—, confesaba al momento, que tenía ganas de llorar. Pues yo también.

Será delirante, lo será. Será que soy una madre asfixiante o neurótica, tal vez. Pero yo la he dejado ir, y me trago todas mis neuras en mi casa, lamiéndome mis heridas de madre abandonada. Que no voy a decir, porque para eso escribo, para ser sincera, que mientras estaba al pie del autobús, mientras las madres que acompañaban a nuestros hijos los colocaban, y la puerta del autobús permanecía abierta, no haya sentido un impulso irrefrenable de subirme, coger a mi niña y alejarme corriendo a toda prisa. Como si la raptara si, para traérmela a casa y acunarla en mis brazos, con mi calor de madre, que es donde mejor va a estar en su vida.

Pero no puede ser, hay que dejarlos volar.....esta estúpida frase que llevo oyendo quince días y a la cual el eco de mi mente responde.....QUE TIENE CUATRO AÑOS RECIÉN CUMPLIDOS!!!!
Que a veces da la sensación que los tenemos y los queremos largar de casa antes de que les haya salido el primer diente carajo!!! modernas....me cago yo en las modernas!!!!

Yo por mi parte, y una vez echas las camas, voy a quedarme mirando al infinito con cara de loca. Como una vaca mirando al tren.....

10 comentarios:

  1. Jajajajajaja
    Deseando leer el post de cuando se vaya de colonias y se pase tres días fuera de casa jajajajaja

    ResponderEliminar
  2. Venga....que seguro que irá genial....besos y no te agobies que ellos se apañan bien aunque sean muy pequeños.besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me ha mandado una mama un wasap (bendiiiiiiiiito wasap!!) que han llegado, y una foto de mi niña sentadita escuchando XD
      Besos!!!!!!!!!

      Eliminar
  3. ¿Qué te voy a decir? Si yo voy a sentir lo mismo cuando sea el pipiolillo el que suba al autobús, me va a dar algo!!!!!! jajaja.

    ¿Qué tal lo pasó? Seguro que ella de maravilla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella lo pasó en grande claro....fueron a Cabárceno así que imagina. Lo único es que llegaron reventados y ya sabes lo que eso significa en una niña tan pequeña....humor de perros!!!!!!!!!!
      Pero bueno, ya pasó XD

      Eliminar
  4. Es normal, pero al final uno ya se va acostumbrado. No te apures y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A día de hoy te puedo decir que mi madre aún no se ha acostumbrado ni siquiera a vernos subir a un coche juasjuasjuas así que........no se no se XD
      Besos!!

      Eliminar
  5. Amor de madre... Yo tengo una hija que a su vez tiene un hijo, y el caso es el mismo, y lo que observo es que no es bueno, creo que ese niño tiene que alejarse mas de la falda de su madre, que le vendra bien.....

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo a su debido tiempo también no? no se puede esperar que caminen solos por la vida con cuatro años....
      Saludos

      Eliminar