jueves, 10 de septiembre de 2015

Ayer

Quien te lo iba a decir, jamás te lo hubieras imaginado verdad? Aunque en infinidad de ocasiones hubiéramos hablado de lo que corría, nunca te esperas un final así. Y es que el iba por la vida deprisa, tanto como su coche.

Aunque la razón te diga que su vida era desordenada, no te lo puedes explicar. Yo llevo horas pensando por qué? Por qué estaba donde no debía. Si lo hubiera hecho, nunca tendríamos que haber visto un artículo de periódico con su coche destrozado en la cuneta. Pero ya tanto da, porque la vida es así, y no ofrece retrocesos ni segundas oportunidades.

Piénsalo. Aunque nadie escarmienta en cabeza ajena. La vida pasa y cuando te toca se acabó. Se acabaron las palabras, los abrazos, los besos....hasta esos que te molestan porque te despierta de la siesta. Piensa en el, en cuanto daría ahora por un último beso de su pequeña. 

No sabemos cuando un hasta luego puede convertirse en un adiós definitivo y eterno. La rutina nos abraza y no nos deja ver más allá, pero el final está ahí, para todos, y no sabemos cuando llega. Desaprovechamos momentos preciosos por diez minutos de dormir, de enfrascarnos en una pantalla de ordenador o cualquier nimiedad que nos parezca más entretenida que pasar tiempo con la gente que queremos. Y la realidad es esa...que hoy estamos aquí, escuchando risas, gritos, lloros, lo que sea, que hueca se ha de quedar una casa después....pero...y dentro de un rato? y mañana? seguirán ahí esas risas, esos gritos y esos lloros?

Que triste que tenga que ser la muerte de alguien cercano, joven y lleno de vida, la que nos haga abrir los ojos de ese letargo en el que nos sumimos. Que triste....

Descansa en paz....

10 comentarios:

  1. que post tan triste ;( no sé de quien se trata, pero una perdida de una persona joven siempre es una desgracia...

    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, muy muy triste....más si cabe cuando es inesperado.
      Besos guapa

      Eliminar
  2. Triste entrada. Cualquier perdida humana es lamentable, pero parece que cuando se trata de una persona joven y de los niños, como que esas muertes se sienten más. Una pena.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si, con 37 años una niña y toda la vida por delante...muy muy triste como digo arriba
      Besos

      Eliminar
  3. La verdad es que es una pena que tengan que pasar desgracias así pata que muchos recapaciten y valoren lo que tienen al lado.
    Muchos ánimos corazón, espero y deseo que esa tristeza que ahora os ahoga se marche de vuestros corazones y que esa herida se cure.
    Te quiero un quilo!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que es una pena que tengan que pasar desgracias así pata que muchos recapaciten y valoren lo que tienen al lado.
    Muchos ánimos corazón, espero y deseo que esa tristeza que ahora os ahoga se marche de vuestros corazones y que esa herida se cure.
    Te quiero un quilo!

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que es una pena que tengan que pasar desgracias así pata que muchos recapaciten y valoren lo que tienen al lado.
    Muchos ánimos corazón, espero y deseo que esa tristeza que ahora os ahoga se marche de vuestros corazones y que esa herida se cure.
    Te quiero un quilo!

    ResponderEliminar
  6. No me digas que le conocías...! Lo leí en el periódico, la verdad que estas cosas son tan horribles...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si cielo, le conocía. Era el compañero de mi marido, pasaba más horas con el que conmigo, y fueron testigos en nuestra boda....le conocía

      Eliminar