miércoles, 14 de octubre de 2015

El chupete

No me gusta meter prisa a mi hija. Por experiencia propia lo digo. Cuando intenté quitarla el pañal antes de tiempo fue un desastre, y desde entonces me dije, déjala que vaya a su ritmo con todo. Y así lo he hecho.
Pero si hay una cosa que me ponía los pelos como escarpias era el chupete. Se que nos ha librado de muchos berrinches, que ha sido un aliado perfecto etc etc, el problema es cuando el aliado se convierte en un invitado incómodo a la fiesta!!

Nenúfar estaba acostumbrándose —cosa que ya no hacía desde bebé....— a coger el chupete durante el día. Ya habíamos conseguido que lo usara solo en la siesta y por la noche, pero la tocina de ella, desde los dos años, llegaba a casa y ale!! chup chup chup
Yo lo intentaba, pero sin demasiado esfuerzo para que nos vamos a engañar, aunque no me gustaba, menos me gustaba tenerla berrando, una ya tiene ESA edad.....

En el mes de Julio —si ya se que ha llovido y ha salido el sol por Antequera....que igual te lo tenía que haber contado mucho antes, pero ya tu sabes mi amollllll— fuimos a la revisión de los cuatro añitos, y su pediatra —máaaas majo ellllll (mentira)— me miró con caraperro y me dijo: el chupete fuera ya que tiene el paladar nosecomo.
A lo que Nenúfar contestó con un gran puchero que casi me rompe el alma, pero si lo dice el pediatra hija...palabra de dios.

Si claro, que risa, pero a ver como ponemos en práctica la palabra de dios, porque la chiquilla —tocina— decía que a cagar tol mundo. Y ahí estaba su santa madre sin dormir, pensando en cómo realizar el sacrilegio.

La providencia es la providencia y acude a la llamada de las madres en peligro de descastamiento, y ete aquí que un día, a Nenúfar le sale una heridita en un labio y al chupete le sale un agujerito.


Aquí se imponía con un sí o sí la rapidez mental, y por una vez.....acudió rauda y veloz a mi.


Sabes lo que ha pasado cariño? pues que el chupete tiene dentro unos bichos que han salido y te han mordido.....si le sigues chupando....saaaaaaaabe dios lo que te pueden hacer cuando estés dormida!!! —ahora saldrá alguna de estas pedorras que todo lo saben diciendo que eso es meter miedo a la cría y que eso no se hace, que soy una madre horrible y que dios me castigará mandándome un rayo cegador que me impida terminar de leer los libros de Darynda Jones. Pues a tomar por culo porque la cosa funcionó y la niña no quiso volver a tocar el chupete!! Una madre tiene que hacer....lo que tiene que hacer. He dicho—.

Respuesta de Nenúfar: mami toma el chupete y llevatele que ya no le quiero, que sabe raro. —punnnnnto para la madre!! ouuuuuyeah—.


Con esto que quiero decir? que si estás en tesituras parecidas —y si tienes hijos muy pequeños no te preocupes porque todo llegará....— no merece la pena agobiarse, o es que tu has visto a algún crío de diez años con el chupete por la calle? pues no....si que es verdad que cuanto más tiempo estén con el, más problemas pueden tener con el dentista —con el dentista lo único que se puede tener son problemas....—.


Esa noche, Nenúfar durmió estupendamente —la primera que no lo pensaba era yo— y la siguiente, y todas las demás, bueno, salvo el otro día que se cayó de la cama....
Desde ese momento, no ha vuelto a preguntar por el chupete nunca más. Y aquí hemos puesto punto final a otra fase. Sin el chupete....que queda ya de mi bebé? pues nada, pero ahora tengo una mocosa de cuatro años contestona y repipi que un día conseguirá que los ojos me den dos vueltas de campana dentro de las cuencas con tal de no agarrarla del pescuezo.

Las imágenes de este post están sacadas de Pixabay

12 comentarios:

  1. Me alegro de que con esa maña, haya podido dejar el chupete; otro incordio más, porque algunos niños se vician y tienen tal pique con el chupete, que a los siete u ocho años, aun se lo sacan a escondidas, y le dan cuatro chupetones.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las casualidades existen y me vino de fábula jejejejeje es cierto pero es que no se lo que tiene, con el asquito que da!!!
      Besos

      Eliminar
  2. El chupete de mi hija se lo llevaron las hormigas. Lo unté bien de café molido y no lo quiso más del asco que le dio. Nunca jamás hubo trauma.
    Ole tú.
    Besos.♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena idea también!!!!! si no lo habría conseguido con los bichos, hubiese copiado tu idea ;)
      Besos

      Eliminar
  3. Jajajajajaj minipunto para ti! Del gremio de dentistas que soy te puedo asegurar que le has hecho un favor a nenú jijijihi. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces al menos he hecho algo bien XD aunque no se si un psicólogo estaría muy de acuerdo, pero aquí entre nosotras....me da igual jijiji
      Un abrazote

      Eliminar
  4. Jajajajajaj minipunto para ti! Del gremio de dentistas que soy te puedo asegurar que le has hecho un favor a nenú jijijihi. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Jajaja

    ¿Entonces hay luz después del túnel? Porque el pipiolillo es teteadicto, no solo le gusta chupar chupete, es que además le gusta tener varios en las manos... Por si las moscas, debe de pensar, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay luz!! ahora, que si me dices que le mola tener varios en las manos no se yo si decirte que lo tuyo va a ser más complicado jejejeje no en serio, cuando llega el momento....llega

      Eliminar
  6. jjaajaj me he reido mucho!! sobretodo on lo del gran puchero jajaja

    eso no es ser mala madre, es decir mentiras piadosas! mi madre tambien me las decia y funcionaban!

    un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes lo bueno? que me dura el mal cuerpo dos segundos ayyyyyyyy jajajajajjaja soy una cabrona XD
      Un besuco

      Eliminar
  7. Pues hiciste muy bien, y es verdad que a veces es necesario recurrir un poco al miedo para conseguir ciertas cosas y no pasa nada! El miedo tambien forma parte de nuestra vida.

    ResponderEliminar