lunes, 30 de noviembre de 2015

Secuestrada?

Es lo que seguramente habrá pensado aquel que no me siga por otras redes sociales!!! "Esta chica? se marchó a la tierra de su familia política y nunca más se supo de ella....". Pues eso os pasa por no seguirme por Instagram!!!!!!!!!! porque desde allí habríais podido ver todas mis peripecias.

Fui, y volví.

El viaje estuvo muy bien, muy muyyyy bien, y es que mi querida Barcelona, nunca defrauda —si mantienes lejos a quien tienes que mantener....—.


El miércoles 21 de Octubre, llegó el día. No voy a negar, porque este blog no es para negarme a mi misma lo que yo se....!!! que no estaba un pelín, borde, enfadada y negativa con el world entero. A pesar de que tenía mis ideas bien claritas, no se, estaba de un humor de perros. La verdad verdadera, un viaje tan largo con Nenúfar no me hacía ninguna gracieta, soy madre miedosa, lo he descubierto.

Salimos por la tarde con toda la calma, pues íbamos a hacer noche en esa parada en el camino que todo bicho viviente que haya ido por esos caminos de dios ha de conocer....el RAUSAN en Alfajarín...allí donde todo camión, autobús y coche tiene parada obligatoria —la de veces que yo me he congelado en ese pueblo!!!!!!!!—. El hotel es de carretera, y con esto lo digo todo, pero son amables, y no está sucio. Chimpun.

El jueves salimos prontito rumbo a nuestro destino. Llegar a Barcelona después de cuatro años, fue una sensación muy extraña. Una mezcla de alegría y querer salir corriendo en dirección contraria por si acaso cierran las fronteras y me quedo aquí encerrada —broma, pero la sensación era parecida XD—. Hay cosas muy cambiadas.
Por supuesto, nada más llegar, mi marido quería salir corriendo a ver a su madre y me parece lógico. Pero yo no, así que le pedí que me dejara en una calle muy comercial del barrio, justo antes de llegar a la calle de la señora en cuestión, para ahogar mis penas en compras.

Fuimos a comer a una hamburguesería ambientada en los 50 que encontré en una web de cupones, el Big J'S Me encantó —no tanto los dos kilos que engordé en esos miserables tres días!!—.
Si sois, o estáis en Barcelona os lo recomiendo, también por la atención del dueño, José, un chico majísimo que nos presentó a su pequeño Maverick.



Nenúfar se puso las botas con un mega batido ultra riquísimo de chocolate. Y las hamburguesas y los nuggets....increíbles!!




Por la tarde nos tocó visita......y poco más pudimos hacer!!!!!!!! esto es lo que menos me mola, que las visitas familiares son de obligado cumplimiento, aunque a ninguno nos apetezca hacer algunas de ellas, y que, te restan tiempo para hacer otras cosas que te apetecerían más.

La verdad verdadera, yo estaba deseando que llegara el viernes, porque era MI DÍA. Había quedado con mis chicas, Joana y Ester, y estaba deseando estar con ellas.
Tanto es así, que habíamos quedado para comer, y a las once de la mañana, le pedí a Papá Nenúfar que me dejara en Paseo de Gracia, para reencontrarme con una de las cosas que más me gustaba hacer cuando vivía allí.....mezclarme entre la gente, y pasear sola. Fue estupendo, y por un momento, me dio hasta la sensación de que los años no habían pasado y que yo seguía viviendo allí —y que mi barriga no está fofa y tiene una cicatriz de lado a lado que me recuerda todos los días lo madre que soy—.
Además, el tiempo acompañó durante todos los días ya que hacía buenísimo, y me permitíó darme unos clareos del quince.
Desde Travesera de Gracia —que fue donde me dejó el paisano— bajé caminando tranquilita. Haciendo una parada como de una hora en La Casa del Libro, para perderme entre sus millones de libros. Y como las chicas llegaban tarde, acabé en  Portal del Ángel y la calle Pelai. Andé más esa mañana que en todo el mes de Septiembre y lo que llevaba de Octubre juntos!!!!!!
Luego cuando ellas llegaron nos fuimos a comer y la verdad, fueron unos momentos estupendos, con dos chicas fantásticas. Terminamos tomando café en Starbucks que se alargó, charla que te charla hasta las seis y media de la tarde. Fue grandioso....

El sábado nos marchábamos, pero no queríamos irnos sin que, a parte de nosotros, nuestra Nenúfar disfrutara de algo, la pobre no hacía más que ir de visita en visita.....así que la llevamos a L'Acuarium, y....no se si disfrutó más ella o nosotros!!!!!!!!! iba a ponerte unas fotos, pero es que creo que merece una entrada a parte —seguramente estas pensando que antes irás en persona que yo haga una entrada....si ya lo se, últimamente no estoy demasiado comunicativa...—.

Después de comer, abandonamos Barcelona. 

Volví a casa satisfecha, con la tarjeta más ligera y el culo más gordo....c'est la vie, mon cherie!!!!!