miércoles, 30 de marzo de 2016

Dientes, dientes

Me jode sentir que cierro etapas, porque me siento vieja. Es así. Es sentir que la vida avanza irremediablemente y que tiene que ser así por cojones y nada puedes hacer para remediarlo.

El domingo iba caminando con Nenúfar por la calle, íbamos de camino a "las bolas". De repente la niña, con toda la inocencia del mundo me dice:

— Mami, creo que se me ha caído un diente
— Anda anda que dices! —respondí yo.
— Que si mami mírame....

Abrió su gran sonrisa para mi,  en efecto...allí faltaba un diente. Ella era todo tranquilidad, incluso la hacía gracia, y yo me alegré por ello, por su manera tan sencilla de enfrentarse al tema. Y tuve que ponerme a su altura, sonreír y aparentar ser feliz porque mi niña se hace mayor.

La cruda realidad es que pensé, ahora si que mi bebé se marcha para siempre. Ahora, igual que en su momento tuvimos la cama de mayor, tendremos también los dientes de mayor. Cosa que no deja de repetir, que ahora, la van a salir los dientes de mayor. Que curiosa es la vida, cuando somos niños nos ilusiona ser mayores, y no sabemos bien, la cagada tan grande que es ser un adulto.

Verlos crecer sanos es estupendo, pero no se si a otras mamás les pasará, a mi me queda ese vacío de la pérdida de la cosita achuchable de papotes gordos. Porque Nenúfar es ya toda una señorita, que pierde dientes, sabe leer, y te explica las cosas con vocabulario de adulto —ya quisieran algunos— y a través de ese portillo en su boca, se cuelan nuevos momentos, nuevas etapas más duras si cabe. Le abrimos la ventana a la edad adulta en diminutas dosis que nos recuerdan que nuestros hijos llegarán a ser adolescentes pedorros e indomables, como un día fuimos nosotros. Es horrible.


Y como a la señorita la encanta que la saquen fotos, pues aquí tenemos instantanea de su primer hueco, que en breves se hará más grande porque se la mueve el de al lado.....por si no quieres taza mami!
continuaremos informando


8 comentarios:

  1. ay!! a mi beba aún no le ha salido ninguno y ya temo esto que cuentas! el tiempo pasa demasiado deprisa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la mía no recuerdo cuando le salió el primero, por ahí lo tengo apuntado, pero si....pasa muuuuuuuuy deprisa!!

      Eliminar
  2. EL momento "mellado" que le viene ahora mola un montón. Como consejo, vete diciéndole al ratoncito Pérez que vaya haciendo acopio de regalitos para que no le pille de improviso una caída no esperada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy graciosa!!! si, ya me pilló de improvisto el primero porque ni siquiera ella se dio cuenta de que se le movía, y se lo comió jejejejej pero ahora que se que se la mueve el siguiente, ya le he dicho al ratoncito que se agencie de un cuento. Con el primero fue una suerte tener un disfraz guardado para el cumple!!!!!!! jejeje

      Eliminar
  3. Ohhhh, Nenúfar qué mayor!!!!

    A mí la verdad es que me rechifla verle crecer y ver cómo se va convirtiendo en una persona maravillosa. A veces recuerdo con nostalgia cuando era un bebé que teníamos que tener en brazos pero está en una etapa tan divertida...! jejeje

    Feliz día!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mía está en la etapa de ser una lumiuca, es más repipi!!! jajajajaja pero bueno, también mola como va maquinando ese cerebrillo.....
      Un beso!

      Eliminar
  4. si eh?? de pequeños queremos ser mayores y de mayores queremos ser pequeños!! no se porque tanta prisa los niños en querer ser mayores si no les espera nada bueno jejej yo recuerdo que de pequeña me encantaba cumplir años, pero ahora ya no!!

    que mona con su no-diente!! ahora a esperar el ratoncito perez :)

    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pasará siempre....precisamente por lo que tu dices, porque cuando somos pequeños no sabemos lo que nos espera, y la tele hace mucho daño!!!
      Además, la generación de Nenúfar no se que es lo que se encontrará, pero mucho me temo que será aún peor que lo que tenemos ahora, en fin....
      Un beso!

      Eliminar