viernes, 17 de junio de 2016

Atraco

Escribo cabreada. Y cuando me cabreo, suelto muchos tacos —aviso a sensibleros—. Es jueves por la noche y acabo de cenar. Llevo todo el día fuera de casa, he llegado a las ocho de la tarde. Y a las nueve, mi madre me cuenta algo que primero me ha dejado conmocionada y después de reposar la cena, como ya te he dicho, mi cabreo va en aumento.

Imagen de Google
Han atracado a mi padre. No, gracias a dios no le han robado nada, particularmente porque querían joyas y mi padre no llevaba nada. Pero me he visto en la necesidad moral de explicaros como ha sido, principalmente para que, todos tomemos nota. Porque no está mal dar voz a las diferentes "modalidades" que los putos amigos de lo ajeno tienen.

A las cuatro y media de la tarde de hoy, mi padre se dirigía a tomar el café y leer el periódico en el bar de costumbre. En una calle CÉNTRICA —pero desierta a esas horas— del pueblo. Ha parado un coche y lo han llamado. El, pensando que le querían preguntar por una calle o algo similar, se ha acercado —seguramente todos haríamos algo parecido, yo desde hoy....no—, le han preguntado la hora, supongo que querían ver su reloj, que fijo, les ha defraudado —os jodéis hijos de puta—. Como por ahí no han sacado nada, le han preguntado si había hospital en la zona, pero muy muy bajito, de tal manera que mi padre se ha agachado porque no oía bien —a parte de que está un poquito teniente—. Momento en el que la zorra de mierda, le ha metido un dedo por el cuello de la camisa. No ha encontrado nada, y el instinto de mi padre, obviamente, ha sido darla un manotazo en la mano, momento en el que la hija de su puta madre, ha aprovechado para intentar tirar del anillo de casado. Como el pobre hombre se ha puesto a gritar...muy del estilo de su malhablada hija..."hija de puta hija de puta"....el coche ha salido derrapando.

Se puso tan nervioso, que no tuvo la precaución de coger el número de la matricula, es más, creo que no recordaba ni el color. Yo le dije que muy mal, que tenía que haber llamado a los municipales para dar voz de alarma y que no se lo volvieran a hacer a alguien más cien metros más adelante. Pero, hay que verse en la situación ciertamente.

No puedo evitar pensar que podría haber pasado al ponerse mi padre tan nervioso —si ya se que me vas a decir que me quede con que no ha pasado nada— pienso en su corazón, en sus problemas cardíacos, por mucho que estén controlados. Pienso en que, si todos los que estamos en el paro, nos pondríamos a hacer lo que esta pareja de —ya no se me ocurren ni insultos peores!!!— desgraciados, delincuentes, agresores, ladrones, a los que les deseo que ya que su afición es atracar a personas mayores, les ocurra todo lo peor que les pueda pasar en esta vida.
Por mi parte, y lo siento por la gente normal, que gracias a dios es la mayoría, cuando alguien desde un coche quiera preguntarme algo, la lleva clara, porque a voces le doy indicaciones a dos metros de distancia.

NO ACERCARSE A COCHES AJENOS BAJO NINGÚN CONCEPTO
ni hombre ni mujer
ni niño, ni joven ni viejo
los sinvergüenzas no hacen ascos a nada

6 comentarios:

  1. Que cabrones! si es que tela marinera lo que hay por ahí suelto!

    ResponderEliminar
  2. dios mio!!! que asco de gente!! a mi abuelo una vez le robaron en el portal de casa, fue al banco y los cabrones lo siguieron.

    al final pagan justos por pecadores, pero es que no te puedes fiar ni de tu sombra. yo tampoco me acerco a los coches, de hecho a nadie, ni a los que piden caridad, que vete a saber...

    espero que tu padre este recuperado del susto

    un besito y animo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, no te puedes fiar de absolutamente nadie porque a la mínima te la lían, como está el mundo!!
      Lo que le hicieron a tu abuelo es una canallada, no me explico como pueden ser tan desalmados de ir a por la pensión de la gente mayor, me ponen de mal cafeeeeeeee
      Un beso guapa!!

      Eliminar
  3. ¡Qué barbaridad! Espero que se le haya pasado el susto a tu padre.
    El problema es que después de esto generalizamos y pagan justos por pecadores.
    Avisaré a mi madre y yo tampoco me acercaré a ventanillas de coches extraños, por si acaso.
    Un abrazo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, pero como no generalizar si no sabes donde te espera un delincuente? a mi me robó en una tienda en una ocasión un tío de traje!!! así que imaginate...
      Yo tampoco me acercaré ya te lo aseguro, y si este post al menos sirve para que la gente vaya con cuidado ante los coches que paran a preguntarte, me alegro.
      Besos!!!

      Eliminar