viernes, 14 de octubre de 2016

52 Semanas para ser Feliz - 40

No se si habrá una semana más importante que esta en la vida de mi familia. Más que en la mía propia, en la GRAN familia, o sea, en casa de mis padres sobre todo.

Después de años, por fin parece que los planetas se alinean para que las cosas salgan como tienen que salir. Y aunque aún no hay firma, que eso es lo que vale al final, han alquilado el local que albergaba nuestra antigua tienda.

Ha costado mucho. El local es muy grande y no vale para cualquier comercio. Además, está muy anticuado porque no se han hecho reformas en 40 años —a pesar de que yo le di la vara a mi padre cienes y cienes de veces—.

Es una felicidad agridulce, no te voy a engañar. Empezamos el proyecto evacuación, aunque ya estaba bastante avanzado porque no quedaban demasiadas cosas. Pero ahora, ha habido que sacar lo que más dolor nos causaba....el arraigo de 45 o 50 años de vida allí dentro. Facturas sin utilizar con el logo, sellos con el nombre de la tienda, desmontar la oficina.....y eso....duele en la patata.
Si, ya se que es para bien, y que la vida de mis padres mejorará infinito, pero desmontar el lugar donde has crecido, para que ahora lo ocupen otras vidas, es difícil y contradictorio.
Pero obviamente nos quedamos con lo positivo después de soltar las lagrimillas de rigor, la mandanga en el bolsillo a primeros de mes XD

Estaba pensando si poner una foto que he hecho, pero creo que me la quedaré para mi intimidad, ya podrás perdonarme. Aquí te dejo parte de la vivencia, pero hasta ahí.

Feliz nueva vida papis

No hay comentarios:

Publicar un comentario