martes, 6 de diciembre de 2016

52 Semanas para ser Feliz - 48

Se acerca el día sigilosamente. Para l@s que tenemos niños pequeños, el día de Reyes es especial, de eso no cabe ninguna duda, porque ver sus caritas de ilusión cuando reciben lo que han pedido, es impagable.
Para mi, hay otro día impagable. Ese en el que sigilosamente nos acercamos a las tiendas y escogemos con mucho cuidadin, lo que ellos verán ese día. Eso si, la magia se rompe en cuanto te acercas a la cajera de turno. Chimpun.
Luego ya, el día de Reyes olvidamos el laaaaaaaaargo ticket, porque ya queda muy lejos el día que lo pagaste, pero amiga.....ahí está, el sablazo a la tarjeta.

Hoy prefiero quedarme con el momento anterior of course, con imaginarme su carilla cuando vea lo que ha pedido. Con el momento "bucear" entre cajas de juguetes —carísimos—.


No hay comentarios:

Publicar un comentario