viernes, 9 de diciembre de 2016

Quiero la luna, y una estrella!!!

Las estrellas de este cuento, brillan de verdad, y si hay algo que le gusta a Nenúfar es eso —como a su madre—, lo que no te se decir, es si este cuento la gustó por el mismo, o por el brilli-brilli.....esta niña sabe lo que es bueno!!!
Las ilustraciones son muy bonitas.

Laura, se sienta en la ventana a ver las estrellas cuando no puede dormir. Una noche, ve como una se cae del cielo y ella la recoge y la cura. Por la mañana, la estrella ya no está y Laura se pone muy triste. Al llegar la noche, la estrella vuelve a aparecer en la habitación!! pero Laura se da cuenta de que ya no brilla igual. Así que, decide, que tiene que devolverla al cielo y con unos globos de su cumple, aunque con mucha tristeza, ata a la estrella y la deja ir.

Los niños tan pequeños, no están acostumbrados a dejar ir las cosas que quieren...una enseñanza estupenda este cuento.


Lo que más deseaba Mónica, era poder jugar con la luna. Así que se la pidió a papá porque era imposible para ella llegar a cogerla por mucho que se estirara.
Su padre cogió una escalera enoooooorme y llegó a la luna, lo que pasa es que era demasiado grande y no podía con ella. Pero cada noche, la luna, se iría haciendo cada vez más pequeñita, hasta que Mónica pudiera jugar con ella.

Es una pena que el cuento, con unos desplegables muy chulos, estuviera tan echo polvo —cuentos de biblioteca—, porque el cuento es bonito. Las ilustraciones, no son de mis favoritas pero no diré que son feas, porque no lo son!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario