jueves, 23 de febrero de 2017

Método Konmari - Mi experiencia

Seguramente ya habrás oído hablar de ella, porque ha llegado para revolucionar nuestros armarios. Cientos de vídeos en Youtube, atestiguan, que el método de Marie Kondo funciona, y que de alguna manera, empieza ordenando tus cajones, y termina por ordenar cada faceta de tu vida. No es magia, es sentido común.

Hace como dos años que compré el libro digital. Intenté ponerlo en práctica, pero no tan a saco como ella pretende. Yo no te voy a contar como hacerlo, porque para eso hay vídeos estupendos de youtubers que te lo enseñan, o post como el de Marta de Mi Ventana Favorita, si estás interesad@ en ponerlo en práctica te aconsejo que les eches un vistazo.

Yo iba poquito a poco, y si, mentalizandome de tener que tirar algunas cosas que me resultaba harto complicado. Pero no ha sido hasta este mes de enero, que no me puse manos a la obra más a fondo. Esto es, a parte de desechar ropa que no estaba en condiciones, o que no me ponía hace mil, organizando los cajones y las baldas, a su estilo. Y ahí ha sido donde he encontrado el verdadero cambio, en la organización.



Al ver mi ropa de esta manera, me he dado cuenta, de varias cosas....primero, que al tenerlo así, visualizo muchísimo mejor y por tanto, cambio más de prendas. Segundo, que relacionado con el primer punto, me pongo prendas que antes tenía en el fondo fondísimo porque no las veía todas. Y tercero y más importante, que tengo muchas prendas iguales o similares, que hay una repetición constante de colores y que no necesito tanto si compro con cabeza.

Además, con este método para doblar la ropa, he conseguido maximizar el espacio, y donde antes había jerseys finos y camisetas de manga larga, ahora además....entran las de manga corta y tirantes, que es otra de las máximas de Marie.....que toda la ropa de todas las temporadas esté junta. En el caso de ese cajón ha sido posible, en lo demás, ya te digo yo que no.....porque lo que no tiene en cuenta Marie Kondo, es el tamaño de los pisos españoles!!! no todas tenemos la suerte de tener un vestidor al lado de la habitación jamía.

Conclusión: Si tengo al menos cinco pares de medias negras todas iguales, algo estoy haciendo mal. Porque no me pongo faldas ni dos días seguidos, y con tener dos pares me sobraría para quita y pon. Que tres jerseys negros de las mismas características, son una estupidez. Que me sobran zapatos. Que no hace falta tener treinta bragas distintas. Vaya, que con muchísima menos ropa pero bien elegida sería igual o más feliz, que los vídeos de compras de Youtube....hacen muchisisimisimo daño. Y que las cestas para la ropa, en donde tengo baldas, son amor del bueno. 

Eso si.....pon un cajón en tu vida!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario